News | Washington Commanders - Commanders.com

Los Siete Primeros

Redskins Terminan Siendo Ultimos


andresj_masthead.jpg

¿Que pasó se pregunta el aficionado de la calle? Acaso habiendo invertido en el equipo tanto dinero en la contratación de nuevos jugadores, no es como para tener una mejor presentación en la fase inicial? Parece ser que ésa ha sido la pregunta generalizada que se ha hecho el aficionado, luego de estos siete partidos, donde su equipo favorito ha quedado en el último lugar de la NFC Este, con el resultado negativo de dos victorias y cinco derrotas.

¿Dónde está la falla? ó ¿Dónde está el error o los errores que al final le costaron al equipo, consecuentemente al aficionado, ser el hazme reír en toda la liga, hasta lo que va de la temporada oficial? Vamos a ensayar un breve análisis de lo que han sido estas victorias y derrotas para el equipo capitalino. Luego de concluida la temporada 2008, donde había quedado evidenciado una carencia ofensiva, el equipo, o mejor dicho la administración del equipo reforzó la defensiva con la contratación de dos jugadores DeAngelo Hall y Albert Hayneswoth, olvidándose de eso que dice que "la mejor defensa es el ataque".

Comenzó enfrentando a los Gigantes de New York, y pese a que evidenciaron cierta superioridad sobre su rival, no supieron ganarle, por el contrario le regalaron en el primer tiempo14 de los 23 puntos con los que perdieron el encuentro. El primer TD del partido había sido resultado de una pésima jugada defensiva que significó una carrera de 30 yardas para la anotación, mientras que el 2do TD, fue un obsequio de Jason Campbell al perder la pelota en la yarda número 30 .

En otras palabras, los Gigantes no pudieron anotar un TD en el segundo tiempo, concediendo la defensa de los Redskins, solamente 6 puntos, en los últimos 30 minutos de juego, anotando sus 17 puntos, que dicho sea de paso, han sido el máximo número de puntos que han anotado hasta la fecha. Con ése triunfo de los Gigantes, se comenzó a especular de una superioridad inexistente por parte del equipo de New York, especulación que se fue acrecentando con los resultados subsiguientes, pero que hoy, al momento de éste análisis, repetimos lo que habíamos dicho antes, de qué superioridad estaban hablando? si a los equipos que ganó los Gigantes eran mediocres!, salvo Dallas, a quiénes ganaron ajustadamente por dos puntos, los demás, Tampa Bay, Kansas City, Oakland, no tenían buen registro ! pero, luego cuando enfrentó a equipos como New Orleans, Arizona y Philadelphia, recibió un promedio de 33 puntos contra 20 por partido!, ése es el equipo que le había ganado a los redskins en el primer encuentro, y del cual se hablaba maravillas, felizmente ahora , con los resultados obtenidos en los últimos tres encuentros, se está hablando con mayor propiedad, diciéndose lo contrario, cosa que nosotros, lo dijimos desde un comienzo!

Cuando los Redskins se llegaron a su segundo partido de la temporada y el primero en casa, la expectativa era muy grande y se esperaba una reivindicación por parte del equipo, pero, aparecieron las primeras serías deficiencias en la línea ofensiva que traerían como resultado una victoria totalmente deslucida y angustiante por 9 a 7 ante Los Rams de San Louis con la preocupación observada hasta el día de hoy.

¿A qué deficiencias nos estamos refiriendo? ¡Cinco veces en la zona roja, de un total de 35 puntos potenciales, se consiguieron solamente 9, alarmante realmente!

Devin Thomas y Mike Sellers soltaron dos pelotas en la zona de anotación, lo que significaban 2 TD, y lo más lamentable, la lesión del Guardia derecho de la línea ofensiva Randy Thomas, quien quedaría fuera del bloque ofensivo, convirtiéndose su ausencia, en una de las primeras puertas abiertas para los equipos rivales en los futuros compromisos.

La tercera presentación de los Redskins, confirmó los problemas que se venían desarrollando. Verdaderamente había una puerta abierta ante la ausencia de Randy Thomas, el entrenador Jim Zorn estaba transmitiendo error y desacierto con ésas dos pésimas decisiones en el partido que le significaron al equipo de Detroit 14 de los 19 puntos con los que ganaron su primer partido desde el año 2007. Había que comprender, que la debácle del equipo se venía agudizando lentamente.

En efecto, en el siguiente partido, el segundo en casa, jugado contra los Tampa Bay, se ratificó lo antes expresado. No habían transcurrido más de dos minutos de iniciado el encuentro, y ya habían capturado al QB Jason Campbell en dos oportunidades, haciéndole perder la pelota en su propio territorio, con lo cual el equipo visitante liderado por un QB que hacía su debut oficial en la NFL, conseguía el TD para su equipo en el primer pase que hacía, y de ésta forma los Redskins perdían por 13 a 0 hasta el tercer cuarto de tiempo. Felizmente, no todo fue malo, de alguna forma afloró algo de vergüenza deportiva y se remontó un marcador, para conseguir la victoria por 16 a 13.

Parecía que las cosas mejoraban porque se habían ganado dos partidos y se habían perdido otros dos, hasta que vino el quinto partido que aclaró el panorama y puso las cosas en la perspectiva real en que se encontraban. Un equipo sin alma, sin personalidad, sin brújula, sin liderazgo, sin saber ganar partidos, y sin saber mantener la ventaja en otros, como por ejemplo, cuando se ganaba cómodamente a Las Panteras por 17 a 2 hasta el tercer cuarto de tiempo. El equipo de Carolina, no había ganado ningún partido en la temporada, sin embargo, marcaron los últimos 18 puntos en el partido, para robarse la victoria por 20 a 17, desarmando una vez más a la línea ofensiva, y haciéndoles sufrir una gran pérdida ante la lesión del bloqueador izquierdo Chris Samuels, con lo que la línea frontal quedaba de par en par, a merced de las arremetidas de los equipos rivales.

Quedó demostrado el caos imperante en el interior del equipo de los Redskins, cuando ante otro rival como Kansas City, quiénes igualmente no habían ganado ningún partido en la temporada se perdió con 4 goles de campo por 14 a 6, en un partido realmente desastroso, que motivó que sentaran en la banca al QB Jason Campbell, y se pensara en otra persona para llamar las jugadas, algo sinceramente incomprensible, y que significó la confusión total, al anunciarse que Sherm Lewis , sería el responsable de "cantar" las jugadas a ponerse en practica en el partido siguiente. ¡Esa semana, se satanizó mucho a Lewis, de quien se dijo que lo único que había "cantado" en los últimos años, habían sido los números del bingo en un centro para personas mayores!

El séptimo partido antes del descanso llegó, y fue sin dudas, el que resumió todo lo que hemos visto durante toda ésta temporada. Falta de identidad, y errores reiterativos, como ésos 14 puntos al comenzar el partido, falta de capacidad y vergüenza deportiva para ganar un partido ganable desde todo punto de vista. Las dos puertas abiertas en la línea ofensiva, se convirtieron en una fácil vía para arremeter contra el QB Jason Campbell, quien fue capturado en más de diez y siete oportunidades, la falta de emoción y pasión, elementos fundamentales con los que se juega al football, la falta de personalidad y mística ha sido y seguirá siendo el denominador común hasta que se percaten que cuentan con todo, pero, que no tienen nada! Por eso es que están últimos en la NFC Este, donde para ser honestos, ni un sólo equipo ha mostrado consistencia y competitividad, como sí lo ha demostrado el equipo de New Orleans por ejemplo!

Insistimos, las cosas deben y van a cambiar, pero, para seguir adelante, no hay que hacer las cosas diferentes, lo que hay que hacer es diferentes cosas!

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising